¿Quieres alquilar una vivienda de forma rápida y eficaz? En las siguientes líneas puedes leer diez consejos útiles para que el proceso de alquiler, sea lo más ágil posible, tanto si eres inquilino como si eres propietario de la vivienda.

1. Establecer un precio adecuado. El mercado del alquiler de viviendas está en auge y la competitividad del mismo es muy alta, es por ello por lo que debes establecer un precio adecuado por la misma que se ajuste a la demanda actual del sector. Puedes consultar a los profesionales para que te aconsejen y consigas la máxima rentabilización económica por la vivienda sin perder seguridad durante el proceso y a lo largo del alquiler.

2. Búsqueda del arrendatario ideal. ¿Qué tipo de inquilino quieres tener? Si lo que deseas es alquilar tu vivienda rápido, no podemos dejar de lado la seguridad que te ofrezca el inquilino de cara al pago de las mensualidades y al mantenimiento del hogar. Debemos tener presente si queremos aceptar mascotas, niños, y aspectos como tipo de contrato de trabajo que tiene la persona que quiere alquilar la vivienda o si cuenta con aval.

3. Una buena promoción. Las redes sociales y páginas web están en auge, hoy día, quien no está en la red, no tiene presencia. Si quieres alquilar de modo rápido, es necesario que tu vivienda se promocione a nivel on-line. Los expertos te aconsejarán como hacerlo de la manera más adecuada.

4. Acondicionamiento inmobiliario o Home Staging. El Home Staging es una estrategia de acondicionamiento inmobiliario para vender o alquilar tu vivienda más rápido que trata de maximizar los puntos débiles del hogar y minimizar los débiles.

5. Maximiza los puntos fuertes de tu vivienda. Los potenciales inquilinos se fijarán en cada detalle de la vivienda desde el momento en que se acerquen a la puerta de entrada, es por ello por lo que es muy importante cuidar todos los detalles, incluso desde el exterior, en caso de ser una casa o chalé, dispondremos el jardín de modo que esté cuidado y atraiga la atención, si es un piso, cuidaremos los detalles como la puerta, el felpudo, etc.

6. Limpieza e higiene. La vivienda debe lucir un aspecto impecable. Una buena limpieza hará que entre más por los ojos a los futuros inquilinos. Dar una buena impresión es esencial y esto, en gran medida se consigue a base de escoba y fregona en cuanto al tema que nos ocupa.
Antes de enseñar la casa, vuelve a pasar un trapo al polvo, mantén los cristales limpios, la cocina impoluta, los suelos, etc.

7. Arregla desperfectos. Cualquier pequeño desperfecto puede hacer que el inquilino no se decante por nuestra vivienda. Es por ello, que es importante cuidar todos los detalles. Vale más invertir un pequeño dinero en reparaciones, que perder a nuestro arrendatario ideal por culpa de una pequeña teja del suelo roto, un cristal rallado, un picaporte mal puesto u otros aspectos.

8. Di sí al minimalismo. El hogar es un sitio personal y a la hora de alquilar, las personas se imaginan el lugar con sus objetos personales. En este caso, menos, es más, trata de reducir objetos de decoración y mobiliario, vale más pecar de minimalista que de espacio sobresaturado.
Elimina objetos personales para dar a la vivienda un toque impersonal sin que pierda estilo. Para ello elige algunos objetos como libros o lámparas de moda y deshazte de todo lo demás.

9. Colores neutros. Se aconsejan las paredes y mobiliario en colores neutros para que el futuro inquilino pueda imaginar su posible hogar de modo más sencillo. Huye de lo excéntrico, pues esto, puede encantar o puede resultar odiado. Si lo que quieres es alquilar rápido, ve a lo seguro. Tonos neutros que agraden a todos los ojos.

10. Amabilidad y comprensión. La amabilidad con nuestros posibles inquilinos debe ser nuestro punto de partida. Una relación cordial con la persona que busca alquiler es esencial pues, es debemos comprender que es un proceso que puede resultar difícil y debemos tratar de reducir la ansiedad de los sujetos que se plantean adentrarse en un alquiler, respondiendo a sus dudas de modo educado y abriéndonos a resolver todas las cuestiones que les surjan.


¿Cómo tener éxito al alquilar un piso?

Alquilar un piso de modo rápido y eficaz es posible, a continuación te ofrecemos diez consejos útiles para llevar a cabo el procedimiento con la mayor brevedad y acertando en la elección de las personas a las que decidimos alquilar el inmueble.

En primer lugar, debemos hacer una publicidad del piso adecuada, para ello podemos emplear redes sociales y/o acudir a profesionales del sector para que nos muevan el anuncio dando la información más detallada del inmueble y veraz para encontrar rápidamente al inquilino más adecuado. En la sociedad de la información no basta con imprimir cartelitos de “se alquila piso”, hay que diferenciarnos de la competencia y llegar al target apropiado.

Reforma el piso y mantenlo en buenas condiciones, de este modo será más sencillo que al futuro inquilino le entre por los ojos y se imagine haciendo su vida en él. Arregla las imperfecciones del inmueble y decóralo de modo neutro para que cualquier persona pueda sentirse cómoda y vea el espacio con potencial para desarrollar su día a día. De igual modo, mantén el edificio en las mejores condiciones posibles.

La limpieza del piso es esencial, cada vez que el piso vaya a ser mostrado asegúrate de que esté impoluto, que transmita una sensación de limpieza y frescura. No puede haber manchas por el suelo, cristales sucios o polvo acumulado. Un ambiente limpio es clave para que el piso luzca con mucha más intensidad y se saquen los puntos fuertes a relucir de modo sencillo pasando desapercibidos los débiles.

La ventilación adecuada del piso y la luz natural son también aspectos a tener en cuenta para alquilar un piso de manera rápida. Antes de recibir visitas es conveniente abrir las ventanas para ventilar las estancias y subir las persianas y/o regular las cortinas con el objetivo de dejar pasar la luz natural aprovechándola al máximo. El inquilino de esta manera se sentirá mucho más confortable y proclive a tomar la decisión de alquilar.

En caso de disponer de jardín o zonas comunes deben mostrar un aspecto cuidado porque ya, desde antes de entrar en el piso o en el chalé el futuro inquilino estará revisando todo lo que hay en los alrededores y percibiendo toda la información sensorial, de modo que si tenemos un jardín cuidado o unas bonitas zonas comunes, de modo inconsciente se mostrará más positivo hacia la vivienda.

Prepara la visita de modo preciso. Planifica qué estancias enseñarás antes y cuáles después, piensa en qué puedes mencionar del piso. Por ejemplo, si los vecinos son tranquilos, si la luminosidad es espléndida, etc. También puedes ofrecer un café o un té para que conozcas más al futuro inquilino o inquilina y él o ella a ti. Debemos facilitar toda la información del piso sin ocultar pequeños fallos.

Muéstrate abierto ante las dudas del futuro inquilino, ser amable y tener capacidad empática es fundamental para alquilar un piso rápidamente. Es oportuno que hagas saber a la persona interesada que estás disponible para solucionar cualquier duda o sugerencia que tenga en relación al alquiler del piso. Si respondes a las preguntas y aclaras las dudas de los posibles inquilinos éstos lo agradecerán y tendrán una mayor predisposición hacia el alquiler.

Facilita referencias si has alquilado el piso anteriormente. En caso de que el inmueble ya haya sido alquilado con anterioridad, podemos dar referencias para que el potencial inquilino vea que somos personas de fiar, serias y responsables. Nunca está de más citar aspectos como favores y reparaciones que se les han hecho a antiguos inquilinos o el tiempo que han permanecido en el piso, la razón por la que se fueron, etc. Siempre que nos beneficie y siendo claros.

Amóldate al horario de las visitas pues no todo el mundo dispone de todo el día para ir a ver el piso y un punto fuerte es, que el propietario tenga la disponibilidad horaria suficiente como para que el futuro inquilino pueda acudir a ver el piso sin necesidad de tener que ausentarse del trabajo o de su centro educativo. Tener un horario de visitas flexible hará que la posibilidad de alquilar rápidamente el inmueble sea mucho más alta.

El proceso de búsqueda de alquiler de un piso puede convertirse en una ardua tarea, por ello, si queremos alquilar de forma rápida tenemos que mostrar una actitud cordial que transmita confianza y seguridad a las personas que vienen a visitar el piso. Con estos pequeños consejos aumentarás las posibilidades de llevar a cabo el proceso a la mayor brevedad posible.

Compártelo: