Uno de los mayores problemas a la hora de comprar o arrendar una vivienda para las personas dependientes es encontrar la accesibilidad necesaria para cubrir las necesidades del día de día de manera cómoda y eficiente, ya que no todos los inmuebles están preparados para este tipo de necesidades; ¿sabes en qué debes fijarte antes de comprar un piso?

Las zonas exteriores y el acceso a la vivienda
Las personas dependientes necesitarán moverse por zonas accesibles hasta llegar su casa, así que los detalles que importan a la hora de comprar un piso empiezan fuera de este; la calle será un punto importante y que el barrio cuente con las aceras y rampas adecuadas será un punto a favor.

La entrada a la vivienda o al edificio debe contar con las características de acceso apropiadas y tener alternativas a las escaleras ya sea mediante rampas, ascensores o plataformas elevadoras que faciliten la entrada al inmueble a las personas dependientes, en el caso de las rampas es importante que no sean demasiado empinadas y que la pendiente sea lo suficientemente suave.

Las zonas interiores y puertas
Antes de comprar un piso lo verás por dentro y realizarás algunas visitas, así que si necesitas fijarte en algo fundamental para que las personas dependientes puedan vivir en este inmueble puedes empezar por los accesos y conectores entre habitaciones ya que suelen ser los espacios más estrechos y complicados de las casas.

Es muy probable que las personas dependientes necesiten moverse con una silla de ruedas o lo vayan a necesitar en el futuro, así que debes tomar en cuenta las medidas de las puertas y pasillos para que la silla de ruedas pueda entrar perfectamente en todas las estancias; las medidas correctas serán de aproximadamente 1 m y podrás mejorar el espacio instalando puertas correderas.

Si la vivienda está amueblada
Es posible que vayas a comprar un piso o alquilar una vivienda con los muebles incluidos por la comodidad que esto supone y el ahorro de tener que comprar todo desde cero, pero en ese caso tendrás que tomar en cuenta si los muebles que vienen incluidos están adaptados para personas dependientes.

Para que los muebles sean accesibles y cómodos para las personas dependientes, debes observar su disposición y tamaño antes de comprar un piso ya que deben tener una franja de espacio libre amplia, de unos 80 cm, y disponer del largo suficiente para su usabilidad.

Además de la importancia del mobiliario en sí no hay que olvidar la ubicación de todas las instalaciones eléctricas y de uso práctico como los interruptores o enchufes, ya que el acceso a estos puntos debe permitir realizar giros a su alrededor y tener el espacio suficiente para que se acerque una silla de ruedas sin problemas.

Cuartos de baño amplios
Una de las zonas sensibles en las que reparar a la hora de comprar un piso con personas dependientes son los cuartos de baño, ya que será necesario que cuenten con duchas en lugar de bañeras y que los suelos sean lo menos resbaladizos posible para evitar accidentes innecesarios.

 

Compártelo:
WhatsApp ¿Hablamos?