A veces por necesidad, otras veces por que prima la cercanía a los centros de las ciudades y en otros casos simplemente por gusto los estudios unipersonales están cada vez más demandados y son un tipo de vivienda utilizada por muchas personas que buscan su independencia en pequeños pisos pero ¿Cómo escoger el adecuado?

La diferencia entre un estudio encantador y algo invivible
Hay todo tipo de públicos y de opiniones para esta nueva moda, pero lo cierto es que la experiencia de vivir en un estudio puede ser gratificante y bastante práctica o también puede ser una pesadilla repleta de incomodidades, malestar y demasiadas carencias reunidas.

Existe una gran diferencia entre una cosa y la otra, así que lo primero que se debe plantear a la hora de escoger el lugar adecuado y conseguir una experiencia positiva es el punto que cada uno busca en un hogar de este tipo y mantener ese foco, piensa si tu preferencia es la cercanía al trabajo o la facilidad de limpieza y no te traslades si la vivienda no tiene esa característica.

El tamaño puede ser pequeño pero no invalida otras cosas
Cuando buscamos un estudio sabemos que estamos ante inmuebles de tamaño reducido y que a veces se sacrifican algunos elementos o comodidades precisamente por la falta de espacio, pero no te dejes convencer de que todo es incompatible y busca viviendas con luz, con buenas vistas o bien situadas: hay muchas cosas buenas que no tienen nada que ver con el tamaño y mejorarán tu calidad de vida.

Si está amueblado, que sea con criterio
Tiene sentido que busquemos viviendas amuebladas en muchas ocasiones, especialmente si vamos a alquilar o si se va a vivir en este sitio por solo una temporada; así que si es tu caso y buscas estudios amueblados no olvides tener en cuenta la distribución de los muebles y cómo de prácticos resultan ya que una mala estrategia en este aspecto puede ser más un defecto que una ventaja.

Toma la temperatura también literalmente
Los pisos pequeños tienen sus cosas buenas y sus cosas malas, también las características que generan como es el caso de las temperaturas ya que es posible que tengas la suerte de encontrar un estudio con mucho sol o en pisos intermedios que se mantenga caliente en invierno por las condiciones que le rodean y la facilidad de estos inmuebles para aclimatarse por su pequeño tamaño.

Por el contrario, puede que se convierta en un horno difícil de soportar si vives en una zona de clima especialmente cálido y en lugar de ahorrar en calefacción durante el invierno acabarás invirtiendo en aire acondicionado el resto del año, ¡evalúa las condiciones de temperatura cuando visites el apartamento con tu agente!

Mira a tu alrededor y asegúrate
Aunque esta última clave es válida para una buena parte de los casos en la búsqueda de vivienda y no solo en los estudios, en este caso cobra más relevancia ya que normalmente se sacrifica algo de espacio por la cercanía a las urbes o la facilidad de transporte, así que asegúrate bien de que te gusta tu nueva dirección postal antes de cerrar el trato.

 

Compártelo: